Información general sobre el Aceite de Rosa Mosqueta.

El Aceite de Rosa Mosqueta es un aceite vegetal con grandes propiedades para la medicina convencional y estética. Se extrae de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas (Rosa moschata o Rosa Rubiginosa). Aunque es una planta originaria de Europa, también la podemos encontrar en el sur de los Andes, especialmente en Chile y Argentina.

Rosa Mosqueta

Arbusto-rosa-mosqueta

El aceite de rosa mosqueta contiene gran cantidad de vitamina A,  C,  E, carotinoides, flavonoides, pectinas, riboflavina,  retinol, antioxidantes, y ácidos grasos esenciales tales como el omega 6, omega 3, pálmico, esteárico, oleico, linolénico, y linoleico.

Retrasa los Signos de Envejecimiento Prematuro y las Arrugas

Se debe a la cantidad de antioxidantes y vitaminas que contiene el Aceite de Rosa Mosqueta, pudiendo penetrar en las capas más profundas de la piel.  La Vitamina C de la Rosa Mosqueta estimula la producción de colágeno, reduciendo las líneas de expresión y las arrugas de nuestro rostro.

Mejora las Estrías y Manchas de la Piel

Los aceites grasos esenciales de la Rosa Mosqueta mejoran claramente la pigmentación de la piel, su textura y tono. Su alto contenido en antioxidantes y Vitaminas (principalmente C y A) produce colágeno y protege de los daños externos como los del sol.

Rehidrata la Piel Seca

La Vitamina A que tiene la Rosa Mosqueta hace que mejore los niveles de humedad de nuestra piel y cree una barrea de impermeabilidad que impide una gran pérdida de agua.

Disminuye las Cicatrices Quirúrgicas y Accidentales.

Los ácidos grasos esenciales que contiene mejoran la flexibilidad, permeabilidad y la reparación de la piel. La Vitamina A también juega un papel importante ya que ayuda a cicatrizar mejor la herida, igualando el tono y la textura.